Más

    El Orgullo Crítico se traslada a Carabanchel y se alía con la campaña Regularización Ya

    Solidaridad en Acción

    spot_img spot_img

    La celebración de la cumbre de la OTAN los días 29 y 30 de junio en Madrid lleva a los colectivos a plantear un nuevo recorrido

    Patricia Reguero Ríos / El Salto

    Orgullo Crítico Madrid saldrá este año por primera vez de las fronteras de la M30 y recorrerá las calles de Carabanchel desde la Plaza Elíptica hasta el Parque de San Isidro. La celebración de la cumbre de la OTAN los días 29 y 30 de junio en Madrid ha llevado a la organización a diseñar este nuevo recorrido después de que la Delegación del Gobierno les planteara la imposibilidad de convocar el día 28, una fecha irrenunciable para el Orgullo Crítico, ya que es el día en que se conmemoran los hechos ocurridos en 1969 en Stonewall.

    Este año, Orgullo Crítico se alía con la campaña Regularización Ya, que articula a personas migrantes y racializadas en su demanda de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para regularizar a todos los extranjeros que se encuentren viviendo en España desde antes del 1 de noviembre de 2021. La campaña se encuentra en medio de la campaña de recogida de 500.000 firmas, que son las que necesita para que el Congreso esté obligado a tenerla en cuenta.

    “Somos diversas y nos atraviesan diferentes intersecciones”, explica a El Salto Deva Mar Escobedo, una de las portavoces de Orgullo Crítico, para justificar por qué se pone en el centro esta demanda: “Sin papeles, no hay orgullo”. No es la primera vez que Orgullo Crítico utiliza este eje: las fronteras y la Ley de Extranjería determinaron el contenido de las manifestaciones de los años 2009 y 2010.

    Escobedo explica también que los colectivos que organizan el Orgullo Crítico trabajan en un manifiesto unitario —el año pasado se leyeron varios manifiestos al terminar la manifestación— cuyas líneas ya han sido definidas después del trabajo de las últimas asambleas. Además de la denuncia de la violencia que suponen las fronteras, el Orgullo Crítico pondrá el foco el papel “imperialista y colonialista” de la OTAN, en la violencia institucional o en la gentrificación a la que ha contribuido, argumentan, la marca MADO que organiza el orgullo oficial. La denuncia de la transfobia y del feminismo transexcluyente no se olvida en esta ocasión, y tendrá un lugar destacado en la manifestación, aunque no irán en la cabecera como ocurrió el año pasado.

    Está previsto que el día 28 se celebren encuentros como una charla en torno a referentes internacionalistas que no sean cis y hetrosexuales, o un encuentro sobre sexualidades ancestrales.

    Orgullo es protesta

    En 2007 se convocaba en el barrio de Lavapiés una manifestación del orgullo “transmaribollero anticapitalista”, asociada a la fecha del 28 de junio, conmemoración de los disturbios de Stonewall. En 2007, este bloque crítico se conforma bajo el lema Orgullo Es Protesta y participa en la manifestación oficial, donde irrumpe ante una de las carrozas del desfile para denunciar que “nuestros derechos no son un negocio”. Un año después, en 2008, el Bloque Alternativo fijaba la manifestación alternativa, llamada Orgullo Crítico desde 2010.

    De esta forma, colectivos madrileños responden a lo que entienden como una mercantilización del Orgullo, relacionada con la organización del mismo desde que en 2004 se crea la denominación MADO Madrid Orgullo, marca con la que la Asociación de Empresas y Profesionales para LGBT de la Comunidad de Madrid (AEGAL) organiza la manifestación en colaboración con COGAM y FELGTB.

    Con el paso de los años, se produjo un movimiento de descentralización a los barrios y distritos de Madrid. El Orgullo Vallekano, que tiene manifestación propia el 25 de junio, y los nodos en Aluche o Usera —además de las convocatorias en Alcalá de Henares y Fuenlabrada— se sumaron con convocatorias propias.

    Últimas noticias
    - Solidaridad en acción- spot_img
    Noticias relacionadas