spot_img

Continúa la huelga de los profesionales del Summa112 y de los PAC

Días 27, 28 y 29 de noviembre y 11, 12 y 13 de diciembre

AFEM, AME, CSIF, MATS, PLATAFORMA DE CENTROS DE SALUD, PLATAFORMA SAR, SUMMAT.

COMUNICADO de las organizaciones convocantes

Ante el acuerdo que el sindicato AMYTS ha firmado con la Consejería de Sanidad manifestamos que es ambiguo, restrictivo e insuficiente.

Ambiguo porque deja muchos puntos importantes sin definir y sabemos por experiencia que en acuerdos en los que no se concretan claramente los puntos, la Consejería tiende a restar, nunca a sumar, en esa política de coste cero y deterioro de lo público que la caracteriza.

Restrictivo, ya que aun sabiendo que es un sindicato profesional de médicos, consideramos que en los acuerdos de esta envergadura y que se pueda reconducir la situación, es a través de acuerdos transversales y no exclusivos de una sola categoría profesional.

Insuficiente, firmando solo la apertura de diez centros (de los 37 denominados SUAP) en la zona urbana, para casi cuatro millones de habitantes, que, en principio, se cubrirán con plantilla básica, un profesional de cada categoría, desconocemos en qué horario, qué jornada laboral, etc. Lo que recoge este acuerdo es peor que lo que la Consejería ofreció en agosto, que era abrir 17 PAC, diez con médico y siete con enfermería, y se mantenía la dotación, ubicación y horario de funcionamiento de los SAR.

Los otros 27 centros urbanos, según declaraciones del consejero, se abrirán con plantilla de enfermería.

¿Acaso es tener en cuenta la calidad y seguridad de la atención cuando se plantea la apertura de servicios de urgencias extrahospitalarias nocturnas solo con personal de enfermería? No podemos tolerar como profesionales y ciudadanos un servicio de estas características que no beneficia al ciudadano y somete a los profesionales a situaciones de estrés intolerable. Enfermería tiene muchas competencias, pero no es ni quiere ser un médico. Y da lo mismo que intenten encubrir esta realidad cambiando el nombre de los centros, dotándolos de cámaras web y conexiones Zoom.

Uno de los mantras que se recitan de forma continuada desde la Consejería de Sanidad es la falta de profesionales; argumento falaz donde los haya, porque no hace tanto que se ha despedido a 6.000 sanitarios. No hay política activa de captación de personal que concluye su especialidad o licenciatura y el maltrato a los profesionales es continuado. Desde que la Consejería de Sanidad ha puesto en marcha este aberrante plan de urgencias, solo en los SAR, que funcionaron al 100% durante la pandemia, se han producido casi 30 renuncias, y eso sin contar las renuncias habidas en el Summa112.

Por idéntica situación atraviesa la Atención Primaria, columna vertebral del sistema, en la que se invierte cada vez menos y cuyos profesionales están sometidos a pésimas condiciones de trabajo, con agendas sobrecargadas, poco tiempo para valorar y atender a los pacientes, política de sustitución por baja laboral o vacaciones prácticamente inexistente, alta temporalidad y retribuciones inferiores a las de otras comunidades autónomas.

La Comunidad de Madrid es una de las que menos invierte en sanidad, y eso redunda en la pérdida de calidad y deterioro progresivo de los servicios públicos. No se atienden las demandas de la población que clama por una sanidad pública de calidad, con equidad en el acceso y continuidad asistencial.

Pero ante tan grave situación como la que atraviesa la sanidad madrileña, la negociación no solo se debe limitar a los sindicatos profesionales: plataformas de profesionales, asociaciones de vecinos, etc. Están pidiendo otras cosas; en las calles se clama por una sanidad pública de calidad que engloba unos servicios de urgencias extrahospitalarias adecuados, muy distantes de aquello que se ha negociado.

Por nuestra parte seguiremos luchando por aquello que venimos defendiendo desde hace tiempo:

— La apertura de todos los SUAP con la dotación de personal acorde a la actividad que desempeñan y que, en muchos casos, supone un aumento de plantilla. Como mínimo, la apertura debería realizarse en la situación previa a su cierre.

— La reversión inmediata de los cambios efectuados en los SAR, el cese inmediato de la desorganización y falta de asistencia provocada por la errática política de la Consejería, porque la atención de urgencias extrahospitalarias ni es ni puede ser una especie de feria en la que se quitan y se ponen profesionales, sin tener en cuenta el servicio que se tiene que prestar y la categoría profesional a la que se le asigna.

— Aumentar el presupuesto destinado a Atención Primaria. Realizar estudios tanto de dotación médico / población asignada, enfermera / población asignada, y otros trabajadores sanitarios y no sanitarios, también por población atendida, así como de agendas para adecuarla a una atención de calidad que, además, contemple todas las funciones que tiene asignadas este nivel asistencial.

Desde aquí queremos apoyar la huelga que se inicia este lunes 21 en Atención Primaria, que de momento solo es de los profesionales médicos, pero que se está valorando que se extienda a todas las categorías profesionales.

Nosotros seguimos manteniendo la huelga de los profesionales del Summa112 y de los PAC para los días 27, 28 y 29 de noviembre y para el 11,12 y 13 de diciembre.

El pasado día 21 de noviembre se realizó una concentración frente a la Dirección General de Recursos Humanos a las diez de la mañana (coincidiendo con la reunión de la mesa sectorial) por lo que convocamos a la prensa a esa hora.

HEMEROTECA

Solidaridad en Acción

spot_img

REDES MADRID EN ACCIÓN

Noticias relacionadas