Inicio Periódico en Papel La Casa de Las Mujeres de Vallekas

La Casa de Las Mujeres de Vallekas

0
◀ Carmen, Marga y Elena. @eli_medeaphoto

Elisa González / H. Beira

Esta casa se inauguró el 7 de febrero de 2020 con el objetivo de ser un espacio de encuentro y de referencia para todas las mujeres y/o sus asociaciones mediante el apoyo mutuo, redes de solidaridad e intercambio, formación, asesoramiento e investigación. Un espacio seguro para las vecinas del barrio, donde se les den herramientas para salir de situaciones de vulnerabilidad y de violencias y que también sirva para tejer alianzas entre organizaciones feministas y de la diversidad sexual e/o identidad de género. En definitiva, se trata de disponer de un espacio en Vallecas de todas y para todas que sea lugar de refugio, de abrazo, de crecimiento y de cultura popular.

Con motivo del 8 de Marzo nos acercamos a este lugar para hablar con sus integrantes y que nos presentasen de primera voz el espacio al que dan vida entre todas. Para ello hablamos con Carmen, Marga, Elena y Chus, socias de La Casa de las Mujeres de Vallecas, y sus portavoces para esta entrevista en la que nos abren su casa, que lo es de toda mujer que la necesite, y nos cuentan su historia y actividades.

Lo primero que nos cuentan es que conseguir este espacio para crear este centro social no fue, ni es, un proceso sencillo ni rápido. La idea de crear algo así “comenzó hace al menos hace cuatro años en las reuniones de unas cinco o seis personas en casa de Carmen, en el bar de la esquina, gestionando papeles, buscando medios hasta llegar a conseguir este espacio” donde poder desarrollar todas las actividades que se proponían desde la autogestión, “con el objeto de que las mujeres sientan este lugar como propio para hacer lo que quieran.”

Esta iniciativa no es la primera experiencia organizativa de estas mujeres del barrio, que ya cuentan con una amplia trayectoria vital y de participación social. Algunas de sus integrantes han formado y forman parte de colectivos como Madres Contra la Droga (en el caso de Carmen), del grupo de teatro Teatrekas, de cooperativas ecológicas como La Garbancita Ecológica, de asociaciones vecinales, etc., donde han acumulado experiencias de vida que aportan a este lugar, sostenido entre las socias con sus propios medios para conseguir algo más que una “habitación propia”. Todo ello se lo han trabajado y pagado ellas mismas, aunque contaron con ayuda económica inicial de la Fundación Raíces, consiguiendo finalmente albergar en este local una oficina, una biblioteca, almacén, sofá, sala de reuniones, etc., y con ello un espacio feminista, laico y apartidista, en el que toda mujer pueda ser ella misma. En resumen, un Centro Social Autogestionado, creado por y para mujeres del barrio.

Este local a pie de calle cuenta con ordenadores con los que ofrecen formación informática, biblioteca con libros aportados por las socias, tienen un club de lectura y además organizan talleres de escritura. También hay un grupo cultural, las Andurinas, que hacen excursiones para conocer los espacios de Madrid y conocer su historia a fondo. También ofrecen clases de yoga en un espacio habilitado para ello, dan información sobre nutrición y comida sana, celebran exposiciones culturales y organizan rastrillos solidarios para recaudar fondos, pues no reciben subvenciones, si bien no se oponen a ellas, pues tienen derecho a ello, pero siempre que no les suponga limitaciones el aceptarlas.

No obstante, lo más importante de este lugar es la acogida que hacen a las mujeres que llegan a la Casa, independientemente de su condición social o económica, que les cuentan su problemática y a partir de ahí consiguen generar un clima de confianza para que se puedan abrir y así ver en asamblea cómo ayudarse mutuamente. No se trata de que lleguen y presten declaración como quien va a comisaría a poner una denuncia o a una institución a solicitar una prestación ante un burócrata que se escuda con una mesa y un ordenador.

El grupo Acogedoras hace sentir a las mujeres que acuden con algún problema en su propia casa desde el primer momento que llegan. La empatía es su principal herramienta, pues no son abogadas, psicólogas o mediadoras, pero establecen una relación horizontal con quienes llegan a solicitar u ofrecer ayuda, y con ello se complementan en el grupo que conforma la Casa para avanzar juntas empoderándose mutuamente, quienes llegan y aportan sus saberes con quienes ya están en la Casa, así como los colectivos que usan el espacio que ceden generosamente para actividades.

De hecho, el día de la entrevista estaban unas trabajadoras sociosaniarias de Apoyo a Domicilio elaborando una pancarta para una manifestación por sus derechos. También se reúne en esta Casa la Comisión 8M del barrio para preparar actividades y sacar adelante esa jornada. Y por otra parte se desarrollan talleres de sexología, género, realizan actos musicales y representan obras de teatro. De hecho, algunas de las integrantes forman parte de Teatrekas, con quienes hicieron varias representaciones (como el musical La zarzuela del Kas). Precisamente por ello reconocen especial valor a dicho arte, pues “el teatro nos ayudó a algunas para poder hablar y contar el mensaje que tenemos, vencer la timidez y limitaciones de lenguaje que teníamos. Es una gran herramienta, generosa, solidaria, para poder expresarse correctamente”. Asimismo apoyan a diversos colectivos de mujeres luchadoras, como las jornaleras de la Fresa de Huelva y otras muchas trabajadoras precarizadas.

¿Cómo colaborar?

Como es un espacio horizontal y autogestionado, la mejor forma de ayudar a esta Casa es hacerse socia para sostener el espacio, con una aportación desde los cinco euros. Además habilitaron un teaming para que quien quiera pueda colaborar con 1€ al mes. Pero no quieren que el tema económico impida a mujeres participar, y por eso hacen un llamado a la participación de más mujeres en este espacio, más allá de lo económico, pues lo fundamental es que continue la Casa abierta y que ninguna institución les prohíba o limite sus actividades.

Aprovechan la ocasión para anunciar la obra De barro, flores y lucha, que representarán estas mujeres con Teatrekas el 12 de marzo a las 19:00 en el Centro Sociocultural Miguel de Cervantes (C/Aliaga, 5. San Blas), que ya han representado en varias ocasiones en Vallecas para contar la historia del barrio, y a la que animamos a asistir, y por supuesto acercarse, conocer y asociarse a La Casa de Las Mujeres.

Contacto:

Correo-e: casademujeresvk@gmail.com

Facebook:https://www.facebook.com/Casa-de-las-Mujeres-de-Vallekas

Musical La Zarzuela del KAS

Teaming Casa de las Mujeres de Vallekas

Aquí se atiende a mujeres maltratadas, también institucionalmente. Aquí encuentran su espacio, se sienten protegidas, abrazadas, acompañadas

‘El grupo Acogedoras hace sentir a las mujeres que acuden con algún problema en su propia casa desde el primer momento que llegan’

Las mujeres que llegan a la casa […] les cuentan su problemática, y a partir de ahí consiguen generar un clima de confianza para que se puedan abrir y así ver en asamblea cómo ayudarse mutuamente

Salir de la versión móvil