Más

    Una calle para Justa Freire

    Solidaridad en Acción

    spot_img spot_img

    Asociación de Vecinos Carabanchel Alto

    Cientos de personas se manifestaron en Madrid reclamando la devolución del nombre de la maestra Justa Freire a la calle ahora llamada del General Millán Astray. Hay otras cinco calles con denominación franquista en disputa desde 2017.

    En la mañana del sábado 8 de octubre, cientos de personas han vuelto a ocupar la calle Maestra Justa Freire, en el distrito de Latina, para reivindicar que se restituyan sus placas, que el actual equipo de gobierno municipal cambió en agosto de 2021 por las del general franquista Millán Astray.

    La manifestación estaba convocada por la Plataforma Calle Maestra Justa Freire, integrada por organizaciones educativas, vecinales, sindicales y memorialistas, que han participado activamente, y apoyada por partidos políticos, que han estado presentes.

    La marcha arrancó a las doce del mediodía en la confluencia de la citada calle con la avenida de Aviación, y a lo largo del recorrido se han coreado consignas alusivas a la reivindicación del cambio de nombre. Además se han recordado los valores de la gran pedagoga. Al finalizar, en la confluencia de la calle Maestra Justa Freire con Blas Cabrera, una veintena de personas ha realizado una performance colectiva que destacaba valores de paz frente a los desastres que provoca cualquier guerra, desplegando unas letras gigantes con el nombre de la maestra.

    Por último, se leyó un comunicado en el que se recordaba el acuerdo del pleno del Ayuntamiento de Madrid de 2017 en el que se aprobó, sin ningún voto en contra, el cambio de nombre de 52 calles de Madrid, donde se cita: “profesora que ejerció su docencia en la ciudad de Madrid, donde participó en la renovación de la escuela y tuvo responsabilidades en la dirección de centros educativos, hecho extraordinario para una mujer en la España de los años 30”. Una polémica sentencia judicial, que no quiso recurrir el Ayuntamiento, devolvió el nombre franquista de “Millán Astray” a esta calle. Así ocurrió con otras cinco calles madrileñas, cuyo cambio fue también reivindicado en la manifestación.

    El comunicado recordaba que “Hace un año nos manifestamos en esta misma calle reivindicando lo mismo que hacemos ahora […] Desde entonces ha habido diversas movilizaciones de todo tipo, alguna simultánea en las citadas calles, y también paseos pedagógicos celebrados tanto por esta zona como por los lugares donde Justa Freire impartió su docencia en Madrid”.

    Especial y aplaudida fue la mención a los “artistas grafiteros que han querido hacer su aportación en el reconocimiento de la figura de esta maestra”, como es el caso de Semilla, cuyo lienzo fue paseado en la manifestación, y el colectivo Unlogic Crew, autor de un mural que “ha sido objeto de hasta cinco actos vandálicos, dibujando dianas en la frente de Justa como metáfora de la represión que todavía algunos nostálgicos del franquismo quisieran ejercer sobre una maestra que dedicó su vida a enseñar. Tantas veces ataquen el mural, tantas veces será reparado, pues el recuerdo de Justa Freire así nos obliga, y el pueblo de Madrid no merece que unas pintadas de odio queden visibles en nuestras calles”, se afirma en el comunicado.

    Estas movilizaciones “conducirán a la presentación en breve de una proposición al pleno del Ayuntamiento de Madrid para que acuerde, democráticamente como en 2017, la restitución de los nombres dignos a nuestras calles:

    — Calle Memorial 11 de marzo de 2004 en lugar de calle Caídos de la División Azul.

    — Glorieta de Ramón Gaya en lugar de glorieta de Cirilo Martín Martín.

    — Calle de José Rizal en lugar del Algabeño

    — Avenida de la Institución Libre de Enseñanza en lugar de los Hermanos García Noblejas.

    — La calle Barco Sinaia en lugar de Crucero Baleares.

    — Y la calle Maestra Justa Freire en lugar del general Millán Astray”.

    El comunicado finalizaba con un llamamiento a los grupos municipales para que sean coherentes con lo que votaron en 2017 y con “los valores de paz, concordia y tolerancia que estos nombres representan frente a los anteriores, que son incompatibles con la democracia que defendemos para nuestro país”, y con ello cumplan el mandato de la recientemente aprobada Ley de Memoria Democrática.

    Últimas noticias

    Crónicas del viaje

    - Solidaridad en acción- spot_img
    Noticias relacionadas