Más

    Para la prevención de toda forma de violencia

    Solidaridad en Acción

    spot_img spot_img

    • ¿Por qué el PTSC debe desempeñar la función de coordinador de bienestar y protección de la infancia y adolescencia en los centros educativos?

    Ana Santomé Calleja,
    miembro de la AMPTSC

    Luchar contra la violencia en la infancia es un imperativo de los derechos humanos. Y la promoción de estos derechos, consagrados en la Convención sobre los Derechos del Niño, requiere que aseguremos y promovamos el respeto a la dignidad de la infancia y adolescencia y su integridad mediante la prevención de toda forma de violencia.

    La Ley Orgánica 8/2021 de Protección Integral a la Infancia y a la Adolescencia frente a la Violencia ha especificado unas medidas que debemos desarrollar para prevenir y detectar la violencia en los centros educativos. Estas medidas las consideramos imprescindibles al tratarse de un entorno de socialización central en la vida de los niños, niñas y adolescentes. Esta ley amplía el Plan de Convivencia, y regula los protocolos de actuación contra distintas formas de violencia.

    Para el buen funcionamiento de estos protocolos se constituye en los centros educativos un “coordinador/a de bienestar y protección”. Y entre sus funciones encomendadas se encuentran la promoción de medidas que aseguren el bienestar de los y las menores, la cultura del buen trato y la resolución pacífica de conflictos. La coordinación con los servicios sociales y otros agentes como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Justicia. Así como la promoción de la formación de toda la comunidad educativa sobre prevención, detección precoz y protección de la infancia y la adolescencia. En este contexto, toda la comunidad educativa debe estar bien informada de los protocolos vigentes en materia de prevención y protección de cualquier forma de violencia.

    Relacionado con el desempeño de estas funciones, en la década de los 90 se implantó en los centros educativos el perfil de “profesorado técnico de servicios a la comunidad” (en adelante PTSC), vinculado a la atención a la diversidad y la protección de la infancia. Este cuerpo profesional está integrado mayoritariamente por diplomados y diplomadas en Trabajo Social, Educación Social, Psicología y Pedagogía.

    Entre las funciones asignadas al PTSC, y consideradas primordiales en nuestro quehacer diario, se encuentran: la detección e intervención de toda forma de violencia con la infancia y la adolescencia en el ámbito educativo, la promoción de la convivencia y la resolución pacífica de conflictos, así como la coordinación con los agentes externos de protección a la infancia, con objeto de colaborar en la construcción de entornos más seguros dentro y fuera del contexto escolar.

    Estas funciones, que ya veníamos desempeñando antes de la promulgación de la Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y a la Adolescencia frente a la Violencia, están incluidas dentro de las funciones del coordinador de bienestar y protección. Y con esta ley, tales funciones adquieren mayor relevancia en pos de salvaguardar y promover el bienestar de la infancia y la adolescencia en los centros educativos.

    Son las Administraciones educativas quienes deben designar al coordinador de bienestar y protección. Y esperamos se atribuya al PTSC, atendiendo a nuestra experiencia y funciones desempeñadas en la protección a la infancia y la adolescencia, asegurando el adecuado funcionamiento de los protocolos de actuación frente a indicios de acoso escolar, ciberacoso, acoso sexual, violencia de género y cualquier otra forma de violencia.

    Últimas noticias
    - Solidaridad en acción- spot_img
    Noticias relacionadas