Más

    Palabras del comunicado de las mujeres zapatistas, el 8M de 2019

    Solidaridad en Acción

    spot_img spot_img

    Las Mujeres Zapatistas

    Hermana, compañera:

    Te mandamos un saludo de parte de las mujeres zapatistas.

    Te comunicamos que no vamos a poder hacer el II Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan, aquí en nuestras tierras zapatistas.

    Las razones: que los nuevos malos Gobiernos ya lo dijeron claro: que van a hacer los megaproyectos de los grandes capitalistas. Su Tren Maya, su plan para el Istmo de Tehuantepec, la siembra de árboles para mercancía de maderas y frutas. También que entren las mineras y las grandes empresas de alimentos. Y además tienen un plan agrario que lleva hasta lo último la idea de destruirnos como pueblos originarios, de convertir nuestras tierras en mercancías.

    Esos proyectos son de destrucción. La verdad es que van a por todo en contra de los pueblos originarios, de sus comunidades, de sus tierras, de sus montañas, de sus ríos, de sus animales, de sus plantas y hasta de sus piedras.

    O sea, que no solo van contra nosotras las zapatistas, sino contra todas las mujeres que dicen indígenas. Y también contra los hombres, pero ahorita estamos hablando como mujeres que somos.

    Quieren que nuestras tierras ya no sean para nosotras, nosotros, sino para que los turistas se vengan a pasear y tengan sus grandes hoteles y sus grandes restaurantes, y los negocios que se necesitan para que los turistas tengan esos lujos.

    Quieren que nos convirtamos en sus peonas, en sus sirvientas, que vendamos nuestra dignidad por unas monedas al mes. Porque esos capitalistas, y quienes los obedecen en los nuevos malos Gobiernos, piensan que lo que queremos es paga.

    No entienden que lo que ellos llaman “progreso” es una mentira, que ni siquiera pueden cuidar la seguridad de las mujeres, que siguen siendo golpeadas, violadas y asesinadas en sus mundos progresistas o reaccionarios.

    ¿Cuántas mujeres han sido asesinadas en esos mundos progresistas o reaccionarios mientras tú lees estas palabras, compañera, hermana? Tal vez tú lo sabes, pero acá, en territorio zapatista, no ha sido asesinada ni una sola mujer en muchos años. Pero eso sí, dicen que nosotras somos las atrasadas, las ignorantes, las poca cosa.

    Tal vez no sabemos qué es el mejor feminismo, tal vez no sabemos decir “cuerpa” o según como cambian las palabras, o qué es lo de equidad de género. Y ni siquiera es exacto eso que dicen “equidad de género”, porque solo hablan de equidad de mujeres y hombres, y hasta nosotras, que nos dicen ignorantes y atrasadas, sabemos bien que hay quienes no son ni hombres ni mujeres y que nosotras les llamamos “otroas” pero que esas personas se llaman como se les da la gana, y no les ha sido fácil ganar ese derecho de ser lo que son sin esconderse, porque les burlan, les persiguen, les violentan, les asesinan. ¿Y todavía les vamos a obligar a que o son hombres o son mujeres y que tienen que ponerse de un lado o de otro? Si esas personas no quieren, se hace mal si no se les respeta. Porque entonces, ¿cómo nos quejamos de que no nos respetan como mujeres que somos, si no respetamos a esas personas?

    Lo que sí sabemos es que luchamos por nuestra libertad y que nos toca ahora luchar para defenderla, para que la historia de dolor de nuestras abuelas no la sufran nuestras hijas y nietas.

    Nos toca luchar para que no se repita la historia, donde volvamos al mundo de solo hacer la comida y parir crías, para verlas luego crecer en la humillación, el desprecio y la muerte.

    No llevamos 25 años resistiendo para ahora pasar a servir a los turistas, a los patrones, a los capataces.

    No vamos a dejar de ser promotoras de educación, de salud, de cultura, autoridades, mandos, para ahora pasar a ser empleadas en hoteles y restaurantes, sirviendo a extraños por unos cuantos pesos. No importa si son muchos o pocos los pesos, lo que importa es que nuestra dignidad no tiene precio.

    Nosotras vamos a luchar con todo y con todas nuestras fuerzas en contra de esos megaproyectos. Si conquistan estas tierras, será sobre la sangre de nosotras las zapatistas.

    Así lo hemos pensado y así lo vamos a hacer.

    Esos malos Gobiernos piensan o creen que, como somos mujeres, rápido vamos a bajar la cabeza, obedientes ante el patrón y sus nuevos capataces porque lo que buscamos es un buen patrón y una buena paga.

    Pero no, lo que nosotras queremos es la libertad que nadie nos regaló, sino que la conquistamos luchando incluso con nuestra sangre.

    Compañera, hermana:

    No dejes de luchar. Aunque esos malditos capitalistas y sus malos Gobiernos se salgan con la suya y nos aniquilen, tú tienes que seguir luchando en tu mundo.

    Y tu rincón es tu rincón, compañera y hermana, y ahí te toca, como a nosotras nos toca acá en tierras zapatistas.

    Esos malos Gobiernos piensan que fácil nos van a derrotar, que somos pocas y que nadie nos apoya allá en otros mundos.

    Pero, compañera y hermana, aunque solo quede una de nosotras, esa una va a pelear por defender nuestra libertad.

    Y no tenemos miedo, compañera y hermana.

    Desde las montañas del sureste mexicano.

    Últimas noticias
    - Solidaridad en acción- spot_img
    Noticias relacionadas