Más

    Este año volvemos a la carga

    Solidaridad en Acción

    spot_img spot_img

    Colectivo de mujeres de Torremocha de Jarama

    Este año que la vida ha vuelto a darnos la oportunidad de montar una gran semana de la mujer, estamos organizadas a tope para poder celebrarnos. Queremos que esta semana todo el pueblo se empape de nuestras reivindicaciones y de nuestra lucha, queremos pasárnoslo bien y al mismo tiempo llamar la atención sobre los problemas que tenemos las mujeres en esta sociedad. Para ello, vamos a combinar fiesta y reflexión.

    Tenemos dos comisiones de baile: una de baile sabrosón en la que prepararemos una coreografía de salsa y otra, que hemos llamado de La Teta, en la que queremos rendir homenaje a la canción de Ay mamá de Rigoberta Bandini. Todo ello tendrá lugar en la plaza: cualquier persona que pase por allí y quiera bailar con nosotras está invitada. Decoraremos el pueblo con vulvas, atrapasueños y otras cosillas que hemos elaborado. La batucada nos hará retumbar, el coro de mujeres emocionarnos con los arreglos de nuestra dire. Tendremos varios talleres para reflexionar sobre las cosas que nos preocupan: justicia y patriarcado, menstruación para adolescentes, crianza, salud y mujeres, alimentación y salud.

    ‘Nos hemos dado cuenta de la fuerza que somos capaces de generar y del poder que eso nos otorga cuando nos unimos y remamos en la misma dirección’

    No nos olvidamos de la faceta creativa y, al igual que el año 2020, queremos hacer un mural sobre violencia de género, en este caso en el instituto de La Cabrera, a donde van muchos de nuestros hijos e hijas, para así juntarnos con otras mujeres de otros pueblos y hacer partícipes a las adolescentes. También vamos a llenar el pueblo de textos escritos por mujeres para visibilizar lo que nos han escondido durante tanto tiempo. Y haremos lecturas de poemas escritos y leídos por mujeres, además de una lectura común de la obra de Chimamanda Ngozi Adichie Todos deberíamos ser feministas.

    Como en el 2020, en el que hicimos un paseo por el campo juntas, este año vamos a realizar unas olimpiadas femeninas en una jornada en la que tendremos partidos de baloncesto, pádel, bádminton, frontenis y petanca… porque también las mujeres estamos en el deporte, aunque a veces no lo parezca.

    Para que todo salga perfecto (o todo lo perfecto que salga), desde enero hemos estado preparando estas iniciativas, juntándonos para bailar, llevando a cabo talleres, cantando, tocando tambores, gestionando espacios, hablando con el Ayuntamiento, buscando ponentes para las charlas… y empujando al mundo para que sea un poquito mejor.

    Hemos estando juntas desde el 8 de Marzo de 2020, cuando a algunas mujeres de Torremocha de Jarama, pueblo de 1.000 habitantes del norte de la Comunidad de Madrid, nos entraron ganas de organizarnos y movilizar toda la fuerza femenina que pudiéramos, sin tener en cuenta la edad e intentando que el proyecto fuera lo más inclusivo y transversal posible. Como en todos los pueblos y grupos humanos, hay afinidades establecidas en función de la trayectoria vital de cada una. Nuestra intención fue romper con esas fronteras y generar un espacio solo de mujeres, pero de todo tipo de mujeres: las que nacieron aquí y tienen enterradas a sus abuelas y abuelos en el cementerio del pueblo y las que llegaron antes de ayer huyendo de la gran ciudad, las que necesitan un bastón o un andador para desplazarse y las que corren por el campo como gacelas, las que cosen, las que cantan, las que ríen, las que necesitan llorar de vez en cuando, mujeres, niñas y ancianas con ganas de juntarse con otras mujeres, niñas y ancianas a celebrar nuestra vida.

    Empezamos con un grupo de WhatsApp en el que como norma todas éramos administradoras para así poder incluir a nuestra vecina, hermana, colega o compañera. En unos días eramos 70 mujeres organizando nuestra celebración. La semana del domingo 1 al 8 de marzo de ese año llenamos el pueblo de fiesta, reflexión y música. A pesar de ser una celebración nos nos olvidamos de poner sobre la mesa el machismo (micro y macro), vimos pelis maravillosas, montamos un coro de mujeres, una batucada en femenino, decoramos todo el pueblo con creaciones hechas por nosotras mismas, nos organizamos en comisiones y nos conocimos más.

    En el año 2021 nos cortaron a todas las alas. Sin embargo, a pesar de la situación pandémica y de las restricciones seguimos haciendo y nos hicimos ver. La batucada sonó, decoramos el pueblo con las manualidades que quedaron del año anterior y seguimos disfrutando de nuestro trabajo juntas.

    Juntas hemos seguido emprendiendo un camino que continúa hasta hoy. Nos hemos dado cuenta de la fuerza que somos capaces de generar y del poder que eso nos otorga cuando nos unimos y remamos en la misma dirección. Nos hemos dado cuenta de lo fácil que es, y desde entonces no hemos dejado de hacerlo.

    Últimas noticias
    - Solidaridad en acción- spot_img
    Noticias relacionadas