fbpx

Recuperadas ochenta y seis viviendas abandonadas propiedad de la SAREB en Colllado Villalba. Los movimientos sociales, la asamblea de vivienda del municipio e individualidades han conseguido proporcionar habitacionalidad a alrededor de un centenar de personas, familias, jóvenes y mayores.

El pasado 20 de diciembre se recuperó un edificio abandonado del conocido como “Banco Malo”, la Sareb”, en la calle Real de Collado Villalba. Dicho edificio lleva abandonado desde la fecha de su construcción en 2008.

Fuente: Asamblea Vivienda Villalba

piso-sareb-collado-villaba

El edificio se hallaba en claras condiciones de abandono, lleno entre otras cosas de humedades, grafitis, basura, heces de palomas o restos de fiestas.

Actualmente es el hogar de familias con hijos e hijas, juventud precaria y conbativa, personas mayores con escasos recursos y gente que se hallaba en situación de calle. Esta comunidad de vecinos y vecinas es rica en diversidad. Está integrada por personas de multitud de nacionalidades, orígenes y experiencias, con un objetivo común, tener un techo bajo el cual vivir.

Al contrario de lo que nos quieren hacer creer ciertos partidos políticos y medios de comunicación la gente que se aloja en estas viviendas no son gente conflictiva, ni ladrona, ni traficante.

Son personas como Marta, Lidia, Dani o Mohammed, a las que el mercado inmobiliario y el estado de bienestar han dejado de lado.

Desde la asamblea de vivienda apoyan la recuperación de dicho edificio abandonado y afirman que era una cuestión de necesidad absoluta, ya que cada vez acuden más personas a dicha asamblea con situaciones de extrema vulnerabilidad. No se puede permitir que vuelvan a suceder casos como él de Alfonso, nuestro vecino que murió en la calle a causa del frío el pasado mes de diciembre. La asamblea defiende la liberación de espacios y la legitimidad de la recuperación La asamblea defiende la liberación de espacios y la legitimidad de la recuperación de cualquier inmueble, quizás en especial de la SAREB, ya que fue rescatado con dinero público.

Desde la asamblea de vivienda afirman que el edificio está recuperado en su totalidad y que la gente vivirá en su hogar durante el año 2021 y sucesivos. El derecho a la vivienda es básico, y si la política de estado no está a favor de las personas sino de los mercados, la única alternativa es la recuperación de lo que es nuestro. Así lo hemos hecho. Esta desobediencia civil organizada ha supuesto la recuperación de la alegría, las ganas de vivir, la ilusión, esperanza, la salud y calidad de vida para muchas personas.

Al Sareb sólo podemos decirle que lo mínimo que podría hacer con los pisos rescatados de los bancos con dinero público es ponerlos en alquiler social, y no abandonarlos hasta que el deterioro los convierta en un montón de escombros, a las instituciones públicas que si no han sido capaces de solucionar el problema habitacional de las nuevas familias vecinas al menos no entorpezcan la autotutela de derechos que han iniciado, al movimiento por la vivienda de todo el estado y a todos los movimientos sociales de la sierra les llamamos a apoyarnos y apoyarse en nosotras si lo necesitan y a nuestras vecinas y vecinos que nos vean con recelo les invitamos a ponerse en nuestra piel, a conocernos y descubrir que por más que intenten separarnos con el miedo tenemos más en común de lo que parece, la vulnerabilidad nos une y el apoyo mutuo nos hace fuertes.

Pin It on Pinterest