fbpx

La asociación vecinal reivindica la reapertura inmediata del consultorio médico de La Poveda (Arganda del Rey), que permanece cerrado desde mediados de marzo como consecuencia de las medidas adoptadas por parte de la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para luchar contra la pandemia de COVID-19.
La Asociación Vecinal de La Poveda convoca a todo el vecindario del barrio y de Arganda a una manifestación el próximo sábado 20 de junio de 2020 que dará comienzo a las 10:30 horas de la mañana en las inmediaciones del consultorio médico de La Poveda (calle del Monte Alegre, 11) y que nos llevará hasta la plaza de la Constitución de Arganda del Rey, donde daremos lectura a un manifiesto en defensa de la sanidad pública y del consultorio de La Poveda.

En los próximos días se cumplirá el tercer mes del cierre del consultorio médico de La Poveda, subsidiario del centro de salud de Arganda-Felicidad, ocurrido a mediados de marzo como consecuencia de la reorganización de la atención primaria llevada a cabo por la Gerencia Asistencial de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid. Ello supuso que un centenar de profesionales se desplazaran al hospital temporal habilitado en IFEMA, el cierre de cerca de cuarenta Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) y de hasta setenta centros de salud y consultorios en toda la autonomía para priorizar la atención en los centros de referencia tanto telefónica como domiciliaria para los/as pacientes que precisaran asistencia, ya fuera motivada por la COVID-19 o por cualquier otra dolencia.
Resulta alarmante que aún hoy, a pesar de los avances de la Comunidad de Madrid en su proceso de desescalada hacia la llamada “nueva normalidad” y a punto de abandonar el estado de alarma en el que hemos vivido desde el pasado 14 de marzo, nuestro consultorio siga cerrado y, lo peor, sin expectativas de que esta situación vaya a cambiar en un plazo de tiempo breve y razonable.
Nuestro consultorio fue una conquista de la lucha vecinal de los años 80 del siglo XX, que no se hizo realidad hasta finales de 1992. Este cierre, en caso de que se perpetuara en el tiempo, supondría la vuelta a aquellos años, es decir, una involución social de cuarenta años.

No obstante, no es el primer ataque que sufre este servicio público: todos los veranos su plantilla se ve dramáticamente reducida o cuando se produce una baja laboral esta no se cubre, cerrándose las agendas y creándose perjuicios tanto para los/as pacientes como para los/as profesionales que tienen que asumir una mayor carga de trabajo. También fue víctima de un intento de retirar en el invierno de 2018 la atención pediátrica y a una enfermera todos los martes para desplazarla al centro de salud de Arganda-Felicidad, lo cual pudimos evitar. Y nos echamos a temblar cuando solo un año después se implantó el programa piloto de reducción de horarios en atención primaria en catorce centros de salud (uno de ellos el de Arganda-Felicidad) que, a pesar de ser piloto y de estar sujeto a los resultados de unas evaluaciones que nunca conocimos, se acabó implantando en el servicio del centro.
Por otro lado, nuestras conversaciones con la gerencia del centro de salud de Arganda-Felicidad no han sido muy esperanzadoras: se arguye la falta de personal, criterios de eficiencia económica y de demanda asistencial que al parecer no es la suficiente en La Poveda o que el edificio en el que se encuentra la instalación no permite la implantación de circuitos de baja exposición a la COVID-19 para asegurar la vuelta segura de los/as pacientes. Ante ello la asociación vecinal manifiesta que si falta personal, se contrate el que sea necesario. Si son necesarias adecuaciones o reformas, que se hagan. La ciudadanía ha cumplido: nos hemos sacrificado durante muchas semanas sin un servicio público fundamental y hemos conseguido frenar el virus recluyéndonos en nuestras casas. Ahora es el turno de que cumplan quienes gestionan nuestra sanidad pública: ¡reabran el consultorio médico de La Poveda, ¡YA! ¡No queremos a nuestros/as médicos en Los Villares! ¡Los/as queremos en el barrio! ¡No queremos atención telefónica! ¡Queremos una atención sanitaria de calidad y una atención primaria que pueda desarrollar plenamente la función social y comunitaria para la que fue inicialmente concebida!

Es increíble que a punto de entrar en la “nueva normalidad”, en la que la Comunidad de Madrid se estrenará el próximo lunes 22 de junio, cerca de seis mil habitantes estén privados de su atención sanitaria de cercanía y tengan que desplazarse a una distancia de más de cinco kilómetros al centro de salud de referencia, con los perjuicios que ello supone para las personas con movilidad reducida y el peligro que entraña la propia movilidad de las personas en estos tiempos. Se da la circunstancia de que, como motivo para defender la salida de la Comunidad de Madrid de la fase 0 e iniciar el proceso de la desescalada, nuestros gobernantes autonómicos argüían la importancia que iba a tener la atención primaria en el seguimiento y en el control de los posibles contagios y que, por ello, iban a reforzar la asistencia en los centros de salud de la autonomía. Parece que esa importancia es relativa, va por barrios o no les parece suficientemente útil como para invertir en ello en lugar de hacerlo en macrohospitales para pandemias que, además de servir para revalorizar los terrenos, también habrá que dotar de medios y de recursos humanos, cuya supuesta inexistencia quizá sirva para justificar posibles privatizaciones. O sea, una historia que nos es muy conocida por desgracia en nuestra comunidad.
Además, no se entiende que el personal administrativo que trabaja en nuestro consultorio, dependiente del Ayuntamiento de Arganda del Rey, ya se haya reincorporado a su puesto de trabajo para en la práctica permanecer durante toda la jornada encerrados/as en el consultorio sin que se pueda atender a nadie, ni abrir la instalación.
En esta tesitura es comprensible el más que justificado enfado vecinal, que ha ido en aumento a lo largo de las semanas y que llegó a su cénit el pasado 1 de junio con una concentración espontánea de centenares de vecinos/as en la puerta de nuestro consultorio enmarcada en la convocatoria lanzada por el colectivo Sanitarios necesarios para pacientes y para trabajadores/as en contra de los recortes, de las privatizaciones y de los despidos post-COVID19. El mismo carácter, origen y afluencia de público han tenido la concentración y el paseo reivindicativo que se han celebrado los lunes 8 y 15 de junio a las 20:30 horas de la tarde en el mismo lugar y que la asociación vecinal de La Poveda decidió apoyar sin fisuras y/o convocar, recordando en todo momento las normas de distancia social y de uso de mascarillas para quienes deseen asistir, para defender la sanidad pública en general y el consultorio del barrio en particular.
Además, la asociación vecinal ha comunicado a la Delegación del Gobierno en Madrid la celebración de sendas concentraciones los próximos 22 y 29 de junio, así como el 6, el 13, el 20 y el 27 de julio para seguir reclamando la reapertura de una instalación que consideramos fundamental para el barrio en general y para el control y el seguimiento de los posibles contagios de COVID-19 en particular.
Así pues, la asociación vecinal comunica a todos los medios y al vecindario del barrio su convocatoria de manifestación para el próximo sábado 20 de junio de 2020 en su denodado intento de conseguir la reapertura de un servicio básico y de proximidad para un censo cercano a los seis mil habitantes que supone, dicho de otro modo, nada menos que entre el 10 y el 12 % de la población del municipio de Arganda del Rey.

¡EN DEFENSA DE NUESTRO CONSULTORIO MÉDICO!
¡POR UNA SANIDAD PÚBLICA DE CALIDAD!
¡LA POVEDA EN DEFENSA DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS!

Fuente: Asociación Vecinal LA POVEDA

Pin It on Pinterest