fbpx

Feminismos Tetuán es un colectivo que nace con el auge de las manifestaciones y huelgas de los últimos años del 8M. Se puede constatar que las mujeres y el feminismo estamos más fuertes que nunca y nos extendemos por todo el globo. En nuestro pequeño distrito de Tetuán también se extiende esta nueva internacional a través de la asamblea de Feminismos Tetuán, que se suele reunir en el Centro Social Autogestionado de La Enredadera, así como en otros puntos del distrito, lo que nos permite darnos a conocer a las vecinas y conocer nosotras otros movimientos y colectivos de este barrio.

Somos una asamblea horizontal no mixta y para disidencias de género, que busca no solo organizar las acciones y manifestaciones en torno al 8M, sino realizar encuentros y acciones durante todo el año. Buscamos generar un espacio seguro donde se pueda hablar, compartir y crecer al margen de las relaciones de poder que imperan en la sociedad neoliberal y patriarcal hoy en día.

 

Fuente: #FeminismosTetuán

Un ejemplo de estas actividades fueron las concentraciones convocadas los días 26, 27 y 28 de diciembre frente a la puerta de la Clínica Dator para apoyar el derecho a la libre decisión y a la interrupción voluntaria del embarazo. Fue una jornada de actividades, talleres y reivindicación en la que se plantó cara a los grupos antielección, quienes, año tras año, se colocan en la puerta de la clínica el día de los Santos Inocentes, a veces incluso con ecógrafos portátiles, y acosan y violentan a las mujeres que acuden al centro ese día para una intervención. Estamos hartas de la impunidad con la que estos grupos salen indemnes pese a las confrontaciones resultantes de las acciones. Es por ello que, bajo el lema “Sobre mi cuerpo yo decido”, salimos a las calles a reclamar el libre ejercicio de nuestro derecho, porque obligar a parir también es violencia.

Durante estas jornadas contamos con el apoyo de asambleas feministas de otros barrios y pueblos, que vinieron a lo largo del fin del semana, sobre todo el día 28, que era el día señalado por los antielección. A su vez se redactó junto con la Comisión por el Derecho al Aborto de Madrid una serie de exigencias para modificar la Ley del Aborto, que se presentaron el pasado 12 de enero en una reunión con la asesora de la ministra de Igualdad. Pese a que agradecían el trabajo realizado, ven muy complicado la modificación de la ley. Aun así, ¡seguiremos luchando para conseguir un aborto universal, libre y gratuito!


Un ejemplo de estas actividades fueron las concentraciones convocadas los días 26, 27 y 28 de diciembre frente a la puerta de la Clínica Dator para apoyar el derecho a la libre decisión y a la interrupción voluntaria del embarazo. Fue una jornada de actividades, talleres y reivindicación en la que se plantó cara a los grupos antielección, quienes, año tras año, se colocan en la puerta de la clínica el día de los Santos Inocentes, a veces incluso con ecógrafos portátiles, y acosan y violentan a las mujeres que acuden al centro ese día para una intervención. Estamos hartas de la impunidad con la que estos grupos salen indemnes pese a las confrontaciones resultantes de las acciones. Es por ello que, bajo el lema “Sobre mi cuerpo yo decido”, salimos a las calles a reclamar el libre ejercicio de nuestro derecho, porque obligar a parir también es violencia.

Durante estas jornadas contamos con el apoyo de asambleas feministas de otros barrios y pueblos, que vinieron a lo largo del fin del semana, sobre todo el día 28, que era el día señalado por los antielección. A su vez se redactó junto con la Comisión por el Derecho al Aborto de Madrid una serie de exigencias para modificar la Ley del Aborto, que se presentaron el pasado 12 de enero en una reunión con la asesora de la ministra de Igualdad. Pese a que agradecían el trabajo realizado, ven muy complicado la modificación de la ley. Aun así, ¡seguiremos luchando para conseguir un aborto universal, libre y gratuito!

Otras de las acciones que se han realizado fue la concentración del 25N, Día Internacional por la Eliminación de la Violencia de Género, cuando salimos a las plazas de nuestro distrito cantando y leyendo el manifiesto contra este tipo de violencia, que es negada por algunos políticos. Esta negación por parte de los partidos de extrema derecha es una muestra de la importancia que tiene salir a denunciar los feminicidios que se comenten por todo el mundo. Por ello, en este día elegimos la Canción sin miedo para mostrar la sororidad y denunciar la situación que sufrimos en este sistema solo por ser mujeres, para gritar bien alto que nos queremos vivas.

Por otro lado, queremos destacar la importancia de disponer de un centro social autogestionado como La Enredadera, que nos ha permitido tener un lugar físico donde juntarnos y guardar nuestros materiales, pero ha ido mucho más allá. No son tiempos corrientes: todas lo sabemos y vimos cómo durante la pandemia se paraban nuestras vidas, todos los recursos y proyectos. Después, con los confinamientos perimetrales y las limitaciones de aforo y actividades, los movimientos sociales y el apoyo mutuo sufrieron y sufren un duro golpe.

Conviene que recordemos que, al fin y al cabo, los centros sociales autogestionados tienen una peculiaridad, que los hace fundamentales en los barrios: ponen los cuidados en el centro, al igual que el feminismo. Por “cuidados” entendemos saber priorizar, vislumbrar lo importante y fundamental entre el ruido, el caos y el capitalismo. Cuidados para que quien lo necesite pueda disponer de lo necesario, incluso si reportar estos cuidados supone transgredir las normas injustas que no atienden en lo verdaderamente humano. La importancia de los centros sociales autogestionados y de los movimientos de los barrios y pueblos se remarca aún más por la persecución que están sufriendo por el actual Gobierno de Madrid, que ha cerrado ya varios de estos espacios donde crecer y vivir al margen de la lógica del mercado.

Desde la asamblea de Feminismos Tetuán queremos seguir luchando por esto mismo: por crear alternativas donde quepamos todas, alternativas que destaquen la importancia de los cuidados, invisibilizados en este sistema neoliberal, patriarcal, racista y heteronormativo; alternativas donde cuenten todas las vidas y donde se siga luchando por nuestros derechos.

 

 

Vídeo de la concentración el pasado diciembre para defender el derecho al aborto Elisa González

 

Pin It on Pinterest