fbpx

Plataforma contra la Privatización del Canal de Isabel II. Red de Agua Pública de la Comunidad de Madrid.

Más de20 organizaciones, plataformas y movimientos sociales y sindicales de la Comunidad de Madrid están impulsando la campaña “Agua del grifo, por favor”, cuyo objetivo fundamental es poner en valor el agua del grifo y disminuir el consumo de agua embotellada, por sus impactos negativos en la sociedad y en el medio ambiente. A continuación, se exponen algunos aspectos que fundamentan esta campaña.

Derecho humano: el agua del grifo permite que sea efectivo el derecho humano al agua. Es el re- sultado de un esfuerzo colectivo para el abastecimiento de agua de la población (hogares y espa- cios públicos y privados). Puede garantizar su acceso a todas las personas, independientemente de su situación económica, así como su asequibilidad, calidad y aceptabilidad. En cambio, el agua embotellada es un negocio privado cuyo objetivo fundamental es maximizar los beneficios, sin tener en cuenta los innegables perjuicios sociales y medioambientales que produce su consumo. Así, en Madrid, un litro de agua del grifo, de excelente calidad, cuesta de media 0,15 céntimos de euro, mientras que un litro de agua em- botellada cuesta 180 veces más si se compra en el supermercado y entre 1.200 y 2.000 veces más si se pide en un restaurante. Este negocio, pilotado en el mundo por multinacionales como Danone, Coca Cola, PepsiCo o Nestlé, mue- ve a nivel global 169.000 millones de dólares anuales (2017), y en España, alrededor de 1.000 millones de euros (2018).

Recursos hídricos: el consumo de agua de grifo favorece la protección del agua como un (bien) común. El control público de los servicios de abastecimiento per- mite gestionar de forma sosteni- ble los recursos hídricos y proteger los ecosistemas acuáticos. Sin embargo, las plantas embotelladoras provocan graves impactos locales por la explotación intensiva de los acuíferos. Señalemos que el 95% de las fuentes existentes en España están en poder de las empresas embotelladoras.

Energía y producción de gases de efecto invernadero: el ciclo integral del agua embotellada exige importantes consumos de energía en las fases de producción de envases, embotellado, transporte, distribución y refrigeración. Un estudio realizado en EE UU, en 2009, cuantificó esta energía, que resultó ser entre 1.100 y 2.000 veces la energía consumida en el agua de grifo. Además, en las fa- ses de transporte y distribución se generan gases de CO de efecto invernadero a la atmósfera.

Residuos: La producción de residuos plásticos, en su mayoría de polietileno (PET), constituye una de las mayores lacras del agua embotellada, dado el largo período de degradación de este mate- rial, cifrado en unos 450 años. En España se consumieron, en 2018, unos 6.600 millones de litros de agua embotellada, en su mayor parte, en envases de plástico, de los que, según un estudio realizado por Greenpeace, solo se recicló el 25% de los envases consumidos; el resto se depositó en verte- deros, se incineró o, simplemente, se tiró al mar.

Salud: contrariamente a lo que se afirma en las engañosas campañas publicitarias promovidas por las empresas del sector, el agua de grifo es más segura y saludable que la embotellada. Sus controles se rigen por criterios estrictos de seguridad sanitaria, interviniendo en su control los operadores de los servicios de agua y las autoridades sani- tarias. Por el contrario, los controles del agua embotellada se rigen por criterios de seguridad alimentaria, que son menos exigentes.

Los objetivos específicos de la campaña se sintetizan en:

  1. a) Concienciar a los ciudadanos para que adopten una posición activa en defensa del agua pública y contra el consumo de agua em- botellada, como puede ser la utili- zación de cantimploras o envases rellenables, en lugar de agua em- botellada, en su vida cotidiana.
  2. b) Incidir en el sector de la hostelería, a través de una demanda social, que exija que en los bares y restaurantes se sirva agua del grifo, si la clientela la pide, tal como ocurre ya en gran parte de los paí- ses europeos.
  3. c) Impulsar actuaciones en las Administraciones públicas para favorecer el consumo de grifo, como puede ser la instalación de fuentes y surtidores de libre acceso en espacios comunes o edi- ficios públicos, o la adopción de leyes o normativas que recojan esta problemática, como las y promulgadas en Navarra, Baleares o Castilla y León.

Por eso pedimos a los ciudadanos que exijan agua del grifo, con educación, pero con firmeza.

 

Más información:

Red Agua Pública Madrid: https://bit.ly/38248qa

«Agua del grifo, por favor»: https://bit.ly/2VnLtm0

«El agua como fuente de lucro parte I: El agua embotellada», Ingeniería sin Fronteras, https://bit.ly/2HWPy8M

«Desengancharse del plástico. Problemas de un material ubicuo», Ecologistas en Acción (2015): https://bit.ly/2wMWgMs

«El negocio del agua mineral: fuentes públicas, beneficios privados», La Marea, 25/10/2017: https://bit.ly/3ci3sk2

 

Pin It on Pinterest