Más

    Caminando la senda coeducativa: nuestro plan de igualdad en marcha

    Solidaridad en Acción

    spot_img spot_img

    María Cuadrado Castaño * y Nuria Muñoz Capilla**. IES José de Churriguera de Leganés (Madrid)

     

    Orígenes de nuestro plan de igualdad

    Somos conocedoras de que, en muchas comunidades autónomas, el plan que llevamos a cabo en nuestro centro es prescriptivo y que no es nada novedoso. Lo que creemos que es interesante de nuestro proyecto es que ha sido posible gracias a la unión de varias y maravillosas circunstancias: un trabajo intenso de años para dotar al instituto de una trayectoria que abonara el terreno a la convivencia, un sector del claustro cada vez más participativo, y un grupo de docentes que, con audacia y entusiasmo, prendieron (entre las que nos incluimos) la chispa en el momento adecuado.

    ¿Qué hemos realizado hasta ahora?

    Durante estos años, hemos realizado una gran cantidad de actuaciones. A modo de resumen, enumeraremos algunas de ellas:

    — Línea de trabajo sobre igualdad y respeto desde la Comisión de Coordinación Pedagógica, reflejando en las programaciones didácticas las conclusiones y revisando materiales didácticos.

    — Proyectos interdepartamentales con el objetivo de visibilizar a mujeres importantes de la historia y promover la igualdad en el currículum, así como jornadas de igualdad llevadas a cabo por todo el centro (involucrando a todos los departamentos didácticos).

    — Celebración de efemérides como el 25N, el 8M, el 21F, el 17 de mayo (Día Internacional contra la LGTBIfobia) y algunas más.

    — La mirada de igualdad también ha impregnado al “Alumnado Ayudante” (figura básica de participación del alumnado en la convivencia y que lleva funcionando bastantes años en el centro), transformando el proyecto en “Ayudantes de Convivencia e Igualdad”, recibiendo formación específica para actuar en situaciones en que se manifieste el machismo.

    — Creación de un “espacio igualitario” en la biblioteca, que dotamos con libros feministas y de diversidad sexual, logrando un rincón atractivo y con materiales adaptados a la adolescencia.

    — Desde el Departamento de Orientación se han intensificado las actividades en las tutorías: sobre igualdad, destrucción de mitos sobre el amor romántico, relaciones respetuosas, educación afectivo-sexual (con una perspectiva feminista) y un largo etcétera.

    — Creación de un blog y una cuenta de Instagram para la difusión del plan. (https://igualdadchurri.blogspot.com y @esigual_churr).

    Sirvan estas actuaciones como muestra (no exhaustiva) de la convicción y ganas con las que comenzamos este proyecto y con las que continuamos.

    Logros y respuesta de la comunidad educativa

    Nos gustaría compartir un gran reto al que nos estamos enfrentado y, a la vez, disfrutando: impartir el Ciclo Formativo de Grado Superior de “Promoción de Igualdad de Género”.

    Suponía un gran desafío y, tras la elaboración de un minucioso proyecto, tuvimos la fortuna de que nos lo concedieron, por lo que desde el curso escolar 2020/2021 el IES José de Churriguera amplió su oferta educativa con un ciclo formativo de Grado Superior tan importante como es éste. Consideramos que, dadas las características actuales de la sociedad en la que vivimos, es un perfil muy necesario para actuar en primera línea de las políticas públicas de igualdad ante los retos que plantean los contextos actuales como la violencia de género, las mujeres en el empleo, la pobreza femenina, la coeducación…

    Valorando, por tanto, el camino recorrido, podemos afirmar que en nuestro centro se respira un clima de “gafas moradas”.

    Dificultades y retos

    Por supuesto, los hay. Y muchos. Como docentes coeducativas sabemos que este camino no es nada fácil. Las familias tienen un papel fundamental en la educación de hijos e hijas, y son el primer contexto de socialización y el que más les influye desde pequeños/as. Nos parece esencial la coordinación entre profesorado y familias. Sin embargo, aunque hemos hecho varias actuaciones, sigue siendo para nosotras un reto cómo animar más a su participación y colaboración.

    Perspectivas futuras

    Nuestra perspectiva optimista (quizá utópica) propia de las coeducadoras nos hace valorar estos años con la sensación de “un reto cumplido”: haber realizado el plan, que haya sido aprobado por el conjunto de la comunidad educativa representada en el Claustro y en el Consejo Escolar y que se haya convertido en una norma de obligado cumplimiento.

    Consideramos muy positivo el impacto que está teniendo este proceso en el alumnado y la vida del centro, como se manifiesta en presencia de material igualitario en espacios cotidianos (físicos y virtuales —redes sociales—), así como la elaboración de materiales coeducativos en distintas asignaturas y la mejora de la formación del alumnado ayudante.

    Nuestro deseo es difundir nuestro proyecto para que sirva de guía a otros centros (así como continuar aprendiendo nosotras de otras experiencias similares) de forma que podamos consolidar y ampliar nuestra red de contactos con profesorado, especialistas, AMPAS, alumnado, etc., de otros centros educativos del país, para iniciar proyectos de colaboración y seguir aportando nuestro granito de arena en el cambio hacia una sociedad donde se respeten de verdad los derechos humanos.

    Porque sí, queda mucho por hacer. La situación de discriminación que viven las mujeres en el mundo es escandalosa. Problemas como la falta de acceso a la educación, los matrimonios concertados, la falta de autonomía legal, el maltrato, la ablación del clítoris, la falta de medios anticonceptivos, etc., están presentes cada día en muchos países.

    En el nuestro perviven la prostitución, las violaciones, la violencia física y psicológica contra la mujer, la vigencia de estereotipos que reducen la libertad personal, el acoso escolar, la invisibilización de mujeres y del colectivo LGTBI y otros muchos. Hemos avanzado, pero la sociedad aún no es enteramente igualitaria.

    Estamos en camino, pero no es suficiente. El riesgo de que la igualdad vuelva de nuevo a ser un simple “elemento transversal” del currículo es grande y debemos seguir avanzando enriqueciendo cada año los contenidos del plan y completando sus mecanismos de evaluación.

    * Orientadora y coordinadora de la Comisión de Igualdad.

    ** Directora y profesora técnica de servicios a la comunidad.</Artículo>

    Últimas noticias
    - Solidaridad en acción- spot_img
    Noticias relacionadas