fbpx

“No estábamos haciendo nada, solamente gritábamos, ¿acaso en Salamanca los manifestantes no gritan? Pero han venido y han empezado los porrazos. A mi amiga le han abierto la cabeza, a mí me han partido la oreja”, explica Dalila. Ella tiene 18 años, su amiga solo 17, es menor de edad. A otro joven le han golpeado en la espalda. Otros tres, uno de ellos también menor de edad, han sido detenidos por la Policía. 

En estos momentos, un abogado penalista se encuentra hablando con las familias de los jóvenes arrestados que acudieron a la concentración para pedir dos cosas: sanidad pública y la dimisión de Ayuso. 

Fuente: El Salto Diario

La menor de edad herida ha sido evacuada al hospital con una fuerte contusión en la cabeza. Su amiga, herida en la oreja, no ha podido llegar a la ambulancia del Samur al impedirle el paso un agente antidisturbios, relata la joven.

Lo que empezó siendo una concentración como otra cualquiera, de no más de 200 personas, frente al centro comercial que se encuentra delante de la Asamblea de Madrid, en Vallecas, terminó con fuertes cargas policiales por parte de los agentes antidisturbios que llegaron en al menos 30 furgonetas. 

Dalila, la joven que ha sufrido una herida en la oreja, denuncia la actitud chulesca de uno de ellos, que se encaró a ella cuando se dirigía a una ambulancia del Samur para que la atendieran. “’No te voy a dejar pasar’, me ha dicho, ‘¿o qué?’, le he respondido yo. ‘O me lío a porrazos, me ha respondido. Y no he podido llegar al Samur. ¿Qué voy a hacer? Él tiene una porra y yo no”, explica la joven quizá aún conmocionada.

De momento, no sabe si va a denunciar: “No sé, no tengo pasta”, añade.

Pero entre las emociones del momento, Dalila no olvida seguramente la raíz del problema. “Esto nos pasa por ser de Vallecas. Ni que todos viviésemos en barrios ricos. ¡Si hasta los antidisturbios también son de barrios humildes! ¿Por qué me pegas si tú también vives aquí?, les he preguntado”.

La amiga de Dalila ha sido traslada en ambulancia del Samur al hospital para ser atendida de la contusión en la cabeza, tras sangrar profusamente en el lugar de la concentración.

Tras disolverse el acto, varios jóvenes han acudido a la comisaría de Numancia para preguntar por sus amigos. Al parecer, otros dos podrían haber sido arrestados allí entre amenazas de los agentes y un tercero incluso podría haber resultado herido al recibir golpes de la Policía.

 

Dos jóvenes son retenidos por la Policía Nacional durante la manifestación en la Asamblea de Madrid. DANI GAGO

 

Pin It on Pinterest